Gastos deducibles y gastos no deducibles de los autónomos

Gastos deducibles y gastos no deducibles de los autónomos

Hay diferentes gastos asociados a dietas, vehículo particular e incluso vivienda que un autónomo puede deducirse. Es posible que más de una vez te hayas preguntado, ¿cuáles son los gastos deducibles y cuáles son los gastos no deducibles?

En Todo Autónomo te contamos los principales gastos deducibles y los gastos no deducibles. No obstante debes tener en cuenta que en función de tu actividad, es posible que pueda haber más gastos que para ti, son deducibles.

Gastos deducibles para la mayor parte de los autónomos

Al margen de la pequeña apreciación que te acabamos de comentar, lo cierto es que hay una serie de gastos que podrás deducirte fácilmente

Gastos justificados

Todos los gastos directamente relacionados con la actividad profesional como: compra de género fundamental para desarrollar la actividad, alquiler de un local etc. Todos los productos y/o servicios que son fácilmente justificables, ya que tienen una relación directa con la actividad que se desarrolla.

Podemos deducirnos gastos de gestoría, suministros, publicidad etc. Por otro lado, también hay otros gastos que se pueden deducir como la cuota de autónomos, los pagos a la seguridad social y los sueldos a los empleados.

Por otro lado, también se pueden desgravar los gastos de formación, másters, cursos etc. Si está relacionado con la actividad que se realiza, podremos deducirlo fácilmente.

Dietas

Gracias a la nueva ley de los autónomos, los trabajadores pueden descontarse hasta 26,67 euros al día en concepto de dietas (no obstante esto solamente es aplicable en días laborables). Otro de los requisitos que deberás cumplir es que el pago se haya realizado bien con tarjeta o con vales de comida.
Gastos no deducibles

Gastos médicos

Tanto el seguro médico, como la asistencia médica, son gastos a los que el trabajador autónomo, puede reducir el IRPF. También se va a incluir las primas de seguro que cubre a los cónyuges y también a los hijos menores de 25 años. El máximo deducible son 500 euros, aunque se puede llegar hasta 1.500€ si alguno de los miembros tiene discapacidad.

Gastos del coche

Los trabajadores autónomos, pueden deducirse el IVA al 50% de los gastos que tiene su vehículo particular: seguro, gasolina, peaje, aparcamiento y mantenimiento (entre otros).

Si el coche, se utiliza de forma profesional para el transporte de viajeros o de mercancías, podrás deducirte el 100% del IVA.

Gastos de la vivienda

Si desempeñas tu actividad profesional en tu hogar, podrás deducirte los gastos que están asociados a tu vivienda a un 30%. Estos gastos se refieren a los hipotecarios, electricidad, agua, teléfono o internet.

La norma actual establece que se puede declarar hasta un 30% de la vivienda como parte del negocio. De ese 30% podemos desgravarnos el 30%. De esta forma, lo que podemos desgravarnos es realmente inferior al 30%.

Debes tener en cuenta que deberás comunicar de forma oficial a la Agencia Tributaria la parte de tu vivienda dedicada a tu actividad. De esta forma, se aplicarán los porcentajes de desgravación a esa zona.

Gastos de desplazamientos y viajes

En el caso de desplazamientos que se producen en el transporte público, o a estancias en hoteles, podremos incluirlo en nuestros gastos.

Gastos no deducibles

Los gastos comunes como supermercado o ropa, solamente podrán desgravarse en el caso de que sea ropa específica de trabajo. Tampoco podremos desgravar las multas, sanciones y/o recargos que suframos.

Modelos y plantillas gratis para autónomos