Cualidades y condiciones del Régimen Especial Agrario

regimen especial agrario

Como ya sabrás, los trabajadores del sector agrícola están sujetos a un régimen especial agrario que presenta unas condiciones de cotización, seguros sociales y prestaciones contributivas, entre otras, diferentes de las de los demás trabajadores.

Y ahora seguramente te estarás preguntando… ¿por qué cuentan con un sistema especial para sus trabajadores? La respuesta la encontramos echando la vista atrás, hasta mediados del siglo XX, donde el sector agrícola tenía gran peso en lo que la situación económica del país se refiere. Con ello, se quería englobar tanto a los trabajadores de cuenta propia como a los trabajadores de cuenta ajena en un marco especial de cotización y prestaciones. Es por este motivo, que existen dos clasificaciones “Régimen Especial Agrario Cuenta Propia” para autónomos agrarios y el “Sistema Especial de Trabajadores Agrarios por cuenta Ajena”.

El régimen especial de los autónomos agrarios les permite tener unas cotizaciones y prestaciones diferentes a otros trabajadores independientes. Eso si, para estar sujeto a dicho régimen tienes que disponer de una explotación y trabajar de manera directa para obtener más del 50% de tus ingresos.

Requisitos del Régimen Especial Agrario por Cuenta Propia

Como con cualquier otro sistema, en el régimen especial agrario es necesario que el trabajador autónomo cumpla con una serie de requisitos tales como:

  • Ser titular de una explotación agraria y que además el 50% de sus ingresos provengan de dicha actividad.
  • Que tenga una implicación directa con su actividad aunque cuente con trabajadores por cuenta ajena. Es decir, que desempeñe laborales agrarias de manera directa en la explotación de su terreno.
  • Que los ingresos anuales netos obtenidos con dicha actividad no superen el 75% de la base máxima de cotización del Régimen General.

regimen agrario

Como suele suceder en negocios propios, miembros de la familia también participan de forma activa en ellos. Si éste es tu caso, es necesario que sepas que según, el Sistema Especial para Trabajadores por Cuenta Propia Agrarios, es obligatorio que estén dados de alta en él, cónyuges o familiares mayores de edad que trabajen en la explotación, hasta un tercer grado de consanguinidad. Pero como todo, también encontramos su lado positivo ya que tus familiares pueden aplicarse una bonificación del 30% en su cotización, eso sí, sólo durante los primeros 5 años de actividad y, siempre y cuando, sean menores de 40 años y estén dados de alta como trabajadores agrarios por cuenta propia.

Ahora bien, suponte que necesitas contratar personal que te ayude con laborales de oficina. En ese caso, ¿crees que tendrías que darle de alta en el sistema especial agrario? La lógica nos dice que, como no realizan trabajos de campo, lo suyo es que estén sujetos a otro sistema. Pues bien, sí tienes que inscribirles en el régimen agrícola. Éste recoge la opción de que existan trabajadores que no desempeñan servicios agrícolas, forestales o pecuarios siempre y cuando no los alternen con trabajos de carácter industrial.

Situaciones especiales del Régimen Agrario

Trabajar en el campo supone depender de agentes externos que están fuera de nuestro alcance, como es el caso del tiempo. En periodos de lluvias o inclemencias meteorológicas puede darse la situación de que nos veamos en la obligación de suspender la jornada. Ante esta tesitura ¿qué debes hacer como propietario?

Todo dependerá de la provincia donde desarrolles tu actividad. Unas se rigen por el Convenio Colectivo y otras por el Laudo Arbitral.

regimen agricola

En el caso de Laudo Arbitral, el régimen especial agrario dictamina lo siguiente:

  • Los trabajadores fijos en plantilla están obligados a recuperar el 50% de las horas perdidas por esta causa, en los días posteriores.
  • Como en este tipo de actividad es muy habitual realizar contrataciones temporales, ¿qué sucede con estos empleados? El sistema agrario determina que se les abonará el 50% de su salario si, una vez presentados en sus puestos de trabajo, han tenido que abandonar su actividad nada más llegar o en las dos horas posteriores al inicio.
  • Si la suspensión de la jornada se produce después de estas dos horas, los empleados recibirán el sueldo íntegro sin necesidad de recuperar el tiempo perdido.

Por otro lado, para el Convenio Colectivo se especifica:

  • Las horas perdidas serán pagadas íntegramente sin necesidad de que tengan que ser recuperadas.
  • Si la empresa dispone de local, nave o espacio para resguardarse del tiempo, los empleados deberán permanecer allí el resto de la jornada con la finalidad de desempeñar cualquier otro tipo de trabajo necesario.

Recursos gratis para autonomos