Cotizaciones a la seguridad social siendo autónomo

Cotizaciones a la seguridad social siendo autónomo

En este post de Todo Autónomo te ofrecemos toda la información sobre las diferentes cotizaciones a la seguridad social en función de las diferentes bases y tipos de cotización que hay durante este 2018. A diferencia de los trabajadores que ejercen su actividad profesional por cuenta ajena, los autónomos son responsables de pagar sus cuotas, y también cotizar por ellas. Por eso, te contamos todas las características y novedades que han entrado en vigor durante este año.

Resumen:
Lo que debes cotizar a la seguridad social, va a variar en función de las diferentes bases y tipos de cotización que se están aplicando.

Los autónomos están obligados a cotizar a la seguridad social

Si estás desarrollando tu actividad profesional por tu cuenta, como bien comentábamos, vas a ser responsable de ingresar tus cuotas y cotizar desde el primer día en el que comiences tu actividad profesional. Una de las características que tiene es que, el pago de las cuotas, es de carácter mensual, abonándose meses completos (independientemente del número de días que se esté dado de alta.

El pago de la cuota mensual, deberás realizarlo dentro de ese mes vigente. Aunque lo más habitual es la domiciliación del pago en tu entidad financiera. Este pago mensual, deberá continuar incluso en caso de incapacidad temporal, riesgos durante el embarazo, periodos de descanso maternal y/o paternal.

Gracias al último cambio laboral, ahora puedes cambiar tu base de cotización hasta 4 veces al año. Aunque debes saber que, si solicitas el cambio del 1 de enero hasta el 31 de marzo, se hará efectivo el 1 de abril. Si lo solicitas del 1 de abril al 30 de junio, se hará efectivo el 1 de julio. Y si lo solicitas del 1 de julio al 30 de septiembre este se hará efectivo el 1 de octubre. En el caso de solicitarlo del 1 de octubre al 31 de diciembre, se hará efectivo el 1 de enero.

La obligación de pagar las cuotas de autónomos va a finalizar el último día del mes en el que el trabajador finaliza su actividad (con el requisito indispensable de haber comunicado su baja dentro del plazo estipulado). Otro de los trámites fundamentales es el de comunicar a la tesorería general de la seguridad social el cese de tu actividad dentro de los 3 días siguientes al cese.

Novedades respecto a las cotizaciones a la seguridad social de los autónomos

Ha habido algunas modificaciones en las cotizaciones que deben realizar los autónomos.

Gracias a la nueva ley de los autónomos, se han producido novedades respecto a la cotización de los trabajadores autónomos desde el 1 de enero de este año. Los principales cambios que se han producido son:

  • Pago por los días reales de alta. Es decir, en lugar de tener que pagar la cuota de autónomos por meses completos, solamente tendrás que pagar desde tu fecha de alta, hasta la de baja.
  • Podrás darte de alta y baja hasta 3 veces al año, beneficiándote del punto anterior.
  • Tendrás un máximo de 4 cambios de cotización al año.

Debes saber que cotizar por las contingencias profesionales, no va a significar un cambio de base de cara a la administración.

¿Cuánto es recomendable que cotice un autónomo?

La cuota que ingresa un autónomo, dependerá de su base de cotización. La base de cotización que declara un autónomo es el “sueldo” que aplica un trabajador autónomo, y es el gobierno el que establece el mínimo y el máximo. La cuota a pagar, se va a calcular mirando el tipo de cotización (en el caso de los autónomos, es un porcentaje), aplicándolo a la base de cotización que hayas decidido.

Si eres autónomo y no has querido dar cobertura a la prestación por incapacidad temporal, debes saber que el pago de esta prestación es algo obligatorio a menos que estés pluriempleado (ya que estarás cotizando esa prestación en otro régimen).

Cotizaciones a la seguridad social siendo autónomo

El 29 de enero del 2018, se congelaron tanto las bases mínimas como máximas de cotización de los autónomos (exceptuando el caso de los autónomos societarios) siendo: la base mínima de 919,80 euros y la base máxima de 3.751,20 euros.

 

BASE MÍNIMA919,80 euros
BASE MÁXIMA3.751,20 euros
BASE LÍMITE>47 años1.964,70 euros
TIPO (con IT)29,80 %
TIPO (sin IT)

Cese de Actividad

26,50 %

29,30 % + 2,20% + Tipo AT y EP

 

Los trabajadores que ejercen su actividad profesional por su cuenta, y que han decidido no optar por tener cobertura frente a accidentes laborales y/o enfermedades profesionales, van a tener una cotización adicional del 0,1%, de cara a la financiación de prestaciones dedicadas al riesgo durante el embarazo y/o lactancia.

Respecto a las contingencias por accidente de trabajo y/o enfermedades profesionales, se va a aplicar un porcentaje de la tarifa de las primas, incluida en la disposición de la cuarta de ley 42/2006.

En el 2012, se rebajó la edad máxima hasta donde los autónomos pueden elegir su base de cotización hasta los 47 años. A excepción de un conyugue mayor de 45 años que se ha hecho cargo del negocio del autónomo fallecido.

Las principales excepciones son:

  • Cónyuge que sobrevive a su pareja, con 45 o más años. En este caso, podrá optar a una base de cotización entre 919,80 y 2.023,50 euros mensuales.
  • Para trabajadores con más de 65 años, y 35 años cotizados (o 67 años, con 37 años cotizados) será del 3,30% o 2,8% por contingencias comunes.
  • 2,2% por cese de actividad.
  • La base mínima de cotización de empresarios con más de 10 trabajadores contratados, será la del grupo 1 de cotización con una cuota de 344,69€, es decir 25,54€ más al mes (siendo 306,42€ más al año).
  • En el caso de los autónomos societarios, la cuota será de 357 euros, excepto los 12 primeros meses en los que comiencen su actividad como autónomos. Después de la última reforma de los trabajadores, la cotización de los autónomos societarios, se va a ligar a los presupuestos del estado (siempre que estos existan).
  • Los autónomos que se dedican a la venta ambulante o a la venta a domicilio (cuya actividad corresponde con el CNAE-09: 4781, 4782, 4789, 4799), podrán elegir su base mínima de cotización 919,80€ (una base de cotización de 825,60€). En el caso de profesionales que se dedican a la venta a domicilio (CNAE 4799) podrán elegir una base mínima de cotización de 919,80€, (o una base de cotización de 505,89€).

Modelos y plantillas gratis para autónomos