Te contamos los diferentes tipos de iva en España

Te contamos los diferentes tipos de iva en España

Hoy te lo queremos contar todo sobre el IVA, incluyendo qué es, cómo funciona y los diferentes tipos de IVA en España.

Lo primero que debes saber es que el IVA es el Impuesto sobre el Valor Añadido, también llamado impuesto sobre el valor agregado. Este es un impuesto que se paga de forma indirecta (es decir, no se abona directamente a Hacienda a través de la declaración de la renta), sino que se va a aplicar cuando se adquieren bienes y/o se contratan determinados servicios. Este impuesto se aplica tanto en España como en la Unión Europea.

 

Otra de las peculiaridades que tiene es que se aplica a todos los ciudadanos, independientemente de su poder adquisitivo o situación personal.

 

Debes saber que este impuesto puedes verlo reflejado en las facturas de los productos o servicios que adquieras. En ellas deberá aparecer el porcentaje de IVA que han aplicado y el importe correspondiente que debes pagar. De esta forma, el impuesto del IVA va a recaer sobre el consumidor final, repercutiendo tanto en el consumo como en la economía de los países.

¿Cómo se aplica el IVA en los productos y servicios?

Como te comentábamos anteriormente en Todo Autónomo, el IVA es un impuesto que se aplica de forma indirecta en función del tipo de producto o servicio que vamos a adquirir.

Normalmente, los productos asociados al consumo diario, son considerados como “básicos”, haciendo que tengan un IVA más bajo, mientras que los productos más “exclusivos” o de compra menos frecuente, tendrán un IVA más alto.

La última subida del IVA en España se produjo en 2014, cuando se pasó de un IVA general del 18% al 21%, un IVA reducido del 8% al 10% y el súper reducido se mantuvo al 4%.

¿Cómo funciona el impuesto sobre el valor añadido?

A diferencia de otros impuestos que se pagan en el territorio Español como el IRPF que se aplica sobre la renta de cada ciudadano del país, el IVA se recauda de forma indirecta.

En el caso de autónomos y empresas, ellos mismos deberán facilitarle a Hacienda el importe que han cobrado a los consumidores con este concepto.

Es decir, en la cadena de producción de un producto, cada uno de los procesos para la creación del mismo se encargarán de pagar la parte de IVA proporcional.

De esta forma, se puede decir que las empresas funcionan como agentes recaudadores del IVA.

Debido a que como comentábamos, cada tres meses deberán ingresar a Hacienda la diferencia entre el IVA soportado y el IVA repercutido (es decir, el IVA que han ingresado en sus facturas debido al coste del producto y el IVA que pagan debido a los diferentes servicios que contratan), de ahí se sacará el IVA deducible, estrechamente relacionado con la actividad económica que realice esa empresa y/o profesional.

Tipos de IVA en España

En España, se aplican tres tipos diferentes de IVA:

  • IVA general (este contará con un 21%)
  • IVA reducido (tendrá un 10%)
  • IVA súper reducido (con un 4%)

¿Cómo se decide cuándo aplicar un tipo de IVA u otro? La respuesta a esta pregunta dependerá del tipo de producto o servicio. Y es que, como comentábamos anteriormente, el IVA que se va a aplicar dependerá de lo básico que sea.
diferentes tipos de iva en España

IVA general

El IVA general en España, después de la última subida, va a contar con un 21% (anteriormente este era del 18%). Este impuesto general es el que se aplica a la mayor parte de bienes y servicios que se pueden adquirir, como por ejemplo: productos de joyería, electrodomésticos, juguetes, ropa…

Cabe destacar que posteriormente a la última reforma fiscal, ahora también cuentan con IVA general productos que anteriormente contaban con un IVA menor como: servicios de peluquería, de asistencia sanitaria, servicios funerarios, deportivos…

También se ha producido una subida del IVA del 8% al 21% en entradas de cine, espectáculos, conciertos, zoo, discotecas, salas de fiesta…

IVA reducido

El IVA reducido después de la reforma fiscal va a ser del 10% (anteriormente, este correspondía al 8%). Este tipo de IVA se va a aplicar a prácticamente todos los alimentos que se consumen (a excepción de algunos que cuentan con IVA súper reducido). No obstante hay varias excepciones como:

  • Tabaco (al que se aplicará el 21%)
  • Bebidas alcohólicas (también se le aplicará el IVA general)

Además de a la mayor parte de los productos de alimentación, el IVA reducido se aplica a las actividades agrícolas, productos sanitarios, transporte de viajeros, equipaje y hostelería, entre otros muchos.

IVA súper reducido

En España, el IVA súper reducido va a corresponder al 4%, y este se va a aplicar a los productos denominados de “primera necesidad”. Es decir, productos como pan, lácteos, huevos, harina, frutas, verdura, hortalizas, cereales…

En este mismo grupo, también se van a incluir los libros, periódicos, medicamentos, viviendas de protección oficial… entre otros.

¿Conocías los diferentes tipos de IVA que se aplican en España?

Modelos y plantillas gratis para autónomos