Qué es y cómo te afecta el iva repercutido

Qué es y cómo te afecta el iva repercutido

Cuando nos ponemos a pensar en IVA repercutido, lo primero que nos viene a la cabeza es la declaración trimestral del que debemos hacer. Tanto las empresas como los trabajadores autónomos deben enfrentarse al IVA soportado pero también al IVA repercutido.

Resumen:
El IVA soportado, se refiere al IVA que deben de pagar por los servicios que la empresa o profesional contrate para desempeñar su actividad pero… ¿Y qué es el IVA repercutido entonces?

¿Qué es el IVA soportado y el IVA repercutido?

Si hablamos del IVA soportado como el que el trabajador autónomo debe hacer frente por los servicios y bienes que va a necesitar para llevar a cabo su actividad profesional.

El IVA repercutido (también llamado IVA devengado), va a ser lo contrario. Desde el punto de vista contable, es aquel que cobra por los servicios prestados o los bienes que se venden a terceras personas (tanto hacia empresas como a consumidores finales).

Éste es el que se va a incluir en las facturas, y además se mostrará como ingreso en el libro de contabilidad (siendo esa cantidad la que se tiene en cuenta como base).

Esa va a ser la cantidad que se va a tener en cuenta como base en la declaración trimestral del IVA que se va a tener que presentar en la agencia tributaria (a través del modelo 303 de forma trimestral y el 390 en la declaración anual).

IVA en operaciones internacionales
El pago del IVA es responsabilidad del autónomo y se debe realizar de forma trimestral.

Sobre el IVA repercutido o devengado se va a restar el IVA soportado (el que paga la PYME por los servicios y las materias primas que necesita para mantener su actividad).

Cómo se hace la declaración trimestral del IVA

Para entender mejor un impuesto como el IVA, no hay nada mejor que saber cómo se hace la declaración trimestral del IVA (uno de los grandes suplicios para muchas empresas). Ésta, aunque tiene muy mala fama, es más fácil de hacer de lo que pueda parecer inicialmente. Para realizarla, los autónomos y las PYMES deben recopilar las facturas que han emitido y el IVA que figura en las mismas. Posteriormente lo sumarán y después restarán el IVA soportado (el que ellos mismos han pagado para mantener su actividad).

Es decir, lo que se hace es sumar el IVA que ingresan y quitar el IVA repercutido (que es el que pagan por los servicios y productos que ellos mismos contratan).

¿El IVA se puede restar? ¿Cuál es el IVA que se puede restar?

Si lo miramos desde el punto de vista de los ingresos, en cuanto al IVA repercutido, hay que sumar todos los ingresos que vayan entrando y reflejarlos en el libro de contabilidad.

No obstante, en cuanto al IVA soportado, no ocurre lo mismo. Solo se podrá restar el que corresponde a los productos y servicios que se usan para llevar a cabo la actividad profesional.

Si se ha producido un gasto no relacionado con la actividad que se realiza, podrán restarlo a los ingresos en el impuesto de sociedades (las empresas) y en el IRPF (en el caso de autónomos), pero no el IVA. El impuesto del IVA está limitado a afectos de la actividad económica.

restar IVA en gastos personales
En los usos particulares no se debe restar el IVA

Por ejemplo: Cuando un autónomo o una empresa compra un coche, este podrá reducir hasta el 100% del IVA por la compra del coche. No obstante no podrá incluir posteriormente el IVA de la gasolina, arreglos, autopistas, y uso del vehículo en general (si no está directamente relacionado con su actividad económica). De esta forma, si hemos comprado un automóvil a través de la empresa y posteriormente le damos un uso particular, no podremos restar los gastos asociados. Se puede imputar sólo el 50% de los gastos cuando hay un uso privado.

Cuál es el tipo de IVA que se puede incluir

La ley de IVA va a reconocer diferentes tipos de iva. Éstos van a depender del tipo de servicio que prestemos. Hay algunas actividades por las que no se debe incluir el IVA en la factura.  En España distinguimos estos tipos de IVA:

  • IVA general (21%) Éste es el que vamos a aplicar a todos los productos y servicios (incluyendo ropa, calzado, tabaco, bricolaje, fontanería, electrodomésticos…)
  • IVA reducido (10%) En este caso, se va a tratar de un IVA que se aplica a muchos productos diferentes, incluyendo alimentos (a excepción de los que tienen IVA súperreducido) transporte, hostelería, servicios funerarios, peluquerías, dentistas, edificios, viviendas, diagnóstico y tratamiento de enfermedades.
  • IVA súperreducido (4%) Éste es el que se va a aplicar a los productos de primera necesidad, pan, leche, huevos, fruta, verdura, hortalizas, cereales, quesos, medicamentos, sillas de ruedas para minusválidos, viviendas de protección oficial…

Los epígrafes IAE

Si quieres saber qué IVA vas a tener que repercutir en tus servicios, deberás acudir al IAE. El tipo de IVA va a depender de la actividad que desarrolles, ya que el impuesto de actividades económicas va a ser el encargado de definir las actividades que se pueden o no llevar a cabo.

En los casos donde no se van a imputar el IVA en las facturas, si no tiene IVA repercutido, no se va a poder restar.

En caso de contar con dos actividades (una que devenga el IVA y otra que no lo hace), se deberá aplicar una regla de proporcionalidad para calcular el IVA deducible.

Por ejemplo: si facturas 1000 euros, 800 euros serán por tu actividad con IVA y 200 por una actividad que no incluye IVA, más 100€ de gasto en IVA soportado. Solamente podrás deducir 80 euros (la cantidad que está relacionada con la actividad que si va a imputar el IVA).

Qué ocurre con el IVA en las operaciones internacionales

¿Cuál es el IVA que podemos devengar en las operaciones internacionales? Si éste es el caso, lo primero que debemos hacer es diferenciar entre cuándo trabajamos fuera y dentro de la unión europea.

Iva soportado repercutido y resta del IVA
Para facturas internaciones hay que aplicar el tipo de IVA correspondiente a cada país.

Para lo que comúnmente se conocen como operaciones intracomunitarias, se aplican normas especiales, y se trabaja con el sujeto pasivo (éste hace que los empresarios no deban incluir el IVA en sus facturas generadas para otro empresario). También hay que tener en cuenta que los tipos de IVA no son iguales dentro de la unión europea. Un empresario que recibe una factura, va a tener que hacer una autofactura con el IVA del país de destino.

Si vamos a realizar una exportación fuera de la UE, no tendremos que incluir el IVA.

En el caso de vender a un particular, tendremos que repercutir el IVA en el país de origen (salvo que sea una tienda online).

Modelos y plantillas gratis para autónomos