Inspecciones y notificaciones de Hacienda

Inspecciones y notificaciones de hacienda

Te contamos qué debes hacer si recibes una inspección por parte de Hacienda. En este artículo también descubrirás lo que puedes hacer frente a las notificaciones de hacienda. Tanto la información a facilitar, como la mejor forma de actuar.

Habitualmente, cuando recibimos cualquier tipo de comunicación por parte de Hacienda, nos producirá un temor extremo, ya sea una carta certificada, o la visita de un Agente Tributario. No obstante en Todo Autónomo queremos decirte que realmente no es tan traumático, muchas veces esto se debe a una comprobación de los datos de la empresa.

Normalmente, esta comprobación suele llevarse a cabo de dos formas diferentes:

  • Acudiendo el subinspector a la localización de la empresa.
  • Citando al CEO de la empresa en Hacienda para la aportación de documentación.

¿Qué hago si viene un inspector o subinspector a mi negocio?

Lo primero que tienes que saber es que para que un inspector pueda acceder a las instalaciones de tu empresa, tendrá que mostrarte una orden judicial (esta es la que le otorga el permiso para poder hacer la inspección, y también es donde se estipulará cuál es el alcance total de la inspección. Otra opción, es que nosotros mismos le demos permiso a entrar en nuestro negocio. No obstante debemos saber que:

  • Antes de proceder a la inspección, deberá informarnos de los términos del mismo.
  • También deberá informarnos de su alcance.
  • Tendremos el derecho a estar presentes en todas las comprobaciones que lleve a cabo.

Otra de las cosas que debes tener en mente es que si rechazas al inspector, puedes provocarte una situación que a la larga termine perjudicándote.

¿Qué ocurre si recibo una carta de Hacienda?

Una de las cosas básicas que debes conocer es que las cartas de hacienda vienen certificadas, y siempre hay que firmar su recepción. Las cartas que remite hacienda es fundamental recibirlas (es decir, no rechazarlas).

Si hacienda está intentando enviarnos una carta, y no consiguen que te llegue, enviarán una notificación al boletín oficial del estado (y es posible que tampoco te enteres de ello). Una vez se haya publicado de forma oficial, o hayamos recibido la notificación, comenzará el procedimiento  (esto hace que sea especialmente recomendable anotar la fecha de recepción de la notificación).

Una vez te llegue, tendrás que leer toda la información que te facilitan. De esta forma, sabrás el siguiente paso que deberás dar. Igualmente, no está de más que acudas a un profesional.

Otra de las cosas que puedes recibir es un requerimiento. Si lo recibes, te solicitarán comparecer en Hacienda, ante un Agente Tributario. En este caso, tendrás que llevar la documentación necesaria. Lo más habitual es que en el requerimiento aparezca un número de teléfono. Gracias a el, podrás llamar al agente que te corresponda y concertar una cita. Otra opción es contestar al requerimiento vía electrónica en la web de Hacienda (para ello deberás usar tu certificado digital, DNI electrónico y seguro de verificación).

En cualquier caso, si el Agente Tributario, nota algo que le descuadra, podría desviarnos al departamento de inspección.

Inspecciones y notificaciones de hacienda

Por último, una de las opciones que puede ocurrir es que recibamos una comunicación informativa que nos confirme que han comenzado un procedimiento. Habitualmente, esto suele ir acompañado por una declaración paralela (de esta forma, veremos la diferencia con nuestra declaración). En este caso, nos facilitarán un modelo para que podamos llevar a cabo nuestras alegaciones en un plazo de 10 días hábiles.

¿Cómo contestar a una carta de hacienda?

Para poder contestar a las cartas, deberemos usar el modelo de alegaciones que suele acompañar al documento informativo. Tendremos 10 días hábiles (donde no se contará ni sábado, domingo ni festivo), y también podremos ampliar el plazo, para darle respuesta a Hacienda. Esto se cumplirá de esta forma, siempre y cuando:

  • Hayas solicitado el aplazamiento al menos 3 días antes de la finalización del plazo.
  • Puedas justificar las razones por las que estás solicitando el aplazamiento.
  • Que conseguir el aplazamiento, no suponga un perjuicio a terceros.

Si te conceden el aplazamiento, tendrás 5 días más que se sumarán a tu plazo inicial (es decir, contarás con un total de 15 días para poder contestar a Hacienda).

Contarás con dos opciones, podrás indicar que estás de acuerdo con la notificación que has recibido o por otro lado, podrás indicar que no estás de acuerdo (en ese caso, tendrás que llevar a cabo las alegaciones correspondientes).

Una vez hayas rellenado tu modelo, podrás entregarlo junto a los folios que hayas usado dentro del plazo estipulado.

Consejos básicos ante una inspección de Hacienda

En este caso, como en muchos otros, va a depender mucho de otros aspectos. Al final los inspectores, subinspectores y los agentes tributarios, son personas. La utilización de la norma puede ser más flexible o inflexible dependiendo de la persona. Los consejos básicos que puedes aplicar son:

  • Dale a tu inspector la documentación que te solicita.
  • Si te hace una pregunta, ofrécele la respuesta que necesita.

En cualquier caso, la mejor opción es que te rodees de profesionales. Ellos sabrán asesorarte de la mejor manera.

Modelos y plantillas gratis para autónomos