Cómo llevar la contabilidad de una empresa

cómo llevar la contabilidad de una empresa

Lo cierto es que los emprendedores, autónomos y empresarios, tienen que llevar a cabo muchas labores administrativas y de organización. Este tipo de profesionales tiene que hacer frente a muchísimos gastos, también tienen que declarar sus impuestos, emitir facturas etc.

Hacer y gestionar la contabilidad de una empresa, es una de las cosas que más asusta a los profesionales que ejercen su actividad por cuenta propia. Tanto el proceso como el resultado final, suelen acarrear grandes dudas como, ¿qué pasa si me equivoco? ¿Y si presento algún dato incorrecto?

Resumen:
Si desarrollas tu actividad por tu cuenta, es posible que aparte de desempeñar tu labor profesional, tengas que hacer diferentes labores administrativas, como llevar a cabo la contabilidad. Descubre todo lo que necesitas saber.

Consejos para saber cómo llevar la contabilidad de una empresa

En una empresa, llevar bien la contabilidad es uno de los puntos básicos, pero, hay determinados consejos que nos pueden resultar determinantes, como, por ejemplo:

Utiliza un programa de facturación

Siempre es recomendable que todas las personas que se lanzan a emprender tengan conocimientos básicos de contabilidad. Es decir, deben contar con conocimientos de gestión, control de ingresos y gastos (de esta forma, sabrán ajustarse a su plan financiero). Contar con un programa de facturación, hará que tengas que cargar con menos carga administrativa.

Los programas de facturación, van a permitirte gestionar y controlar mejor tanto tus ingresos como tus gastos. Además de lo anterior, otra de las ventajas que presentan es que podrás ver exactamente la cantidad de impuestos que pagas. Todo ello te ayudará a gestionar mejor tu negocio y controlar la proyección del mismo, invirtiendo mejor tus recursos de cara a conseguir el crecimiento de la empresa.

Controla tus ingresos

Lo más habitual es que tus clientes paguen las facturas que les emites o bien en efectivo, o bien a cuenta (dependerá del tipo de negocio que tienes). Lo más recomendable es que cuentes con una copia de la operación. De esta forma, llevarás al día todo el registro tanto de ingresos como de gastos.

Además de guardarlos, lo más recomendables es que los tengas de forma cronológica (respecto a la fecha de emisión) y también por orden alfabético (con el nombre del cliente).

También controla tus gastos

Tal y como decíamos de pasada en el punto anterior, es justamente la parte complementaria a controlar los ingresos. Además, lo ideal es que controles todos los gastos que emites en función de categorías, así podrás saber exactamente lo que estás gastando en:

  • Marketing y publicidad.
  • Ventas y comercial.
  • Oficina y locales.
  • Instalaciones y gastos del edificio (es decir, gastos de luz, teléfono, internet, agua…).
  • Vehículos, gasolina y mantenimiento.
  • Dinero inmovilizado.
  • Stock (compra de materias primas y bienes).
  • Legal y contabilidad.
  • Inversiones varias, incluyendo patentes.
  • Seguros.
  • Costes bancarios y financieros.
  • Rendimientos (sueldos, cuotas a la seguridad social…).
  • Impuestos.

Es cierto, que desglosar tus gastos en todos estos epígrafes, puede ser algo farragoso, no obstante, puedes buscar qué es lo que funciona mejor para ti y aplicarlo a tu empresa. Aplicándolo a tu negocio, conseguirás tener el plan general de contabilidad que mejor funcione para ti.

Consejos para saber cómo llevar la contabilidad de una empresa
Saber llevar la contabilidad de tu empresa, es algo básico para no incurrir en deudas.

Otro de los aspectos fundamentales que debes tener en mente es que igual que en el caso de los ingresos, es muy recomendable que mantengas este documento actualizado y organizado.

Mantén un registro con los impuestos que pagas

Todas las actividades empresariales, tienen sus impuestos correspondientes. En España, los autónomos y emprendedores tienen que presentar el modelo de declaración fiscal a Hacienda, con todos los datos detallados: IVA, IRPF, el impuesto de sociedades etc. Todo ello ajustándose a los plazos que estipula Hacienda.

Es muy recomendable que te acostumbres a contar con una carpeta donde registres todos los impuestos que vas pagando, de cara a tenerlos recopilados a la hora de tener que presentarlos de forma oficial.

Puedes optar por tener una carpeta o un archivador, donde guardes todas las copias de tus declaraciones de impuestos, incluyendo tanto el registro de los impuestos que has pagado, como las devoluciones por parte de Hacienda.

Ahorra dinero, optimizando tu tiempo

Durante varios minutos al mes, dedica tu tiempo a tener todo el papeleo contable en regla. Si debido a la pereza, lo vas dejando bien para final del cuatrimestre o bien para finales de año, te costará mucho más tiempo tener todo al día.

Llevando las cosas al día, ahorrarás muchísimo tiempo, ya que el papeleo que tendrás que poner al día, será mucho más reducido. Como autónomo y/o empresario, sabes que ahorrar tiempo es ahorrar dinero.

Tener al día la contabilidad de tu empresa, te dará una visión clara de cómo se encuentra tu proyecto a nivel financiero. Rápidamente sabrás qué recibos debes pagar, y también qué impuestos (además, si los pagas a tiempo, podrás hacerlo sin sanciones y/o intereses), también sabrás que clientes te deben dinero y todo ello evitará que tengas sobresaltos financieros.

Como te comentábamos, contar con un programa de facturación que te ayude a gestionar toda la contabilidad de tu empresa, te facilitará el trabajo consiguiendo que ahorres dinero, tiempo y energía.

Modelos y plantillas gratis para autónomos